otros idiomas

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 4 de diciembre de 2011

Argentina: del 'crack' a modelo anticrisis

Décimo aniversario del 'corralito'


 ARGENTINA Se cumplen diez años desde que el Gobierno argentino anunciara la puesta en marcha del 'corralito' financiero. Semanas después, el país declaraba la mayor suspensión de pagos de la historia: 102.000 millones de dólares. En 2011, las tornas han cambiado y ahora es Europa la que mira hacia Latinoamérica para buscar recetas anticrisis.


Hace diez años, nadie imaginaba que en 2011 Argentina estaría en situación de dar lecciones anticrisis. Y menos a Europa, que lucía saludable con la moneda única recién estrenada y las economías de los Estados miembros saneadas (al menos aparentemente) tras la dieta impuesta por Maastricht.

El país latinoamericano comenzó a tocar fondo en 1998. Desde ese año hasta 2002, el Producto Interior Bruto (PIB) del país retrocedió un 20%. La fuerte recesión trajo consigo una constante fuga de capitales y una masiva salida de depósitos bancarios. Para poner coto a esta situación, el Gobierno de Fernando de la Rúa puesto en marcha el 2 de diciembre de 2001 el famoso 'corralito' financiero. Poco después, se devaluó el peso, lo que arruinó a la clase media, que tenía sus ahorros en pesos, ya que sus deudas se mantuvieron en dólares. En sólo diez días, cinco presidentes su sucedieron al frente de la Casa Rosada. Argentina se declaró en suspensión de pagos y dejó sin pagar 102.000 millones de euros.

El país latinoamericano se encontraba en el fondo de un agujero del que salir se antojaba tarea imposible. Pero una mezcla de oportunidad, casualidad y medidas políticas impulsaron nuevamente la economía. En 2003, el peronista Néstor Kirchner asumió el liderazgo del país con un plan económico que concentraba sus apuestas en el potencial agrícola de un país que ocupa el 80% de la superficie de India, con solo 40 millones de habitantes. Esa apuesta coincidió en el tiempo con el auge de China y su hambre de materias primas y con "el ascenso hacia la clase media de 2.000 millones de pobres que accedían por primera vez al mercado de alimentos", explica Lourdes Casanova, profesora de la escuela de negocios Insead y experta en economía latinoamericana.

Argentina comenzó a exportar grandes cantidades de alimentos hacia China. Se convirtió en uno de los principales productores de soja del mundo, a pesar de que en el país no hay costumbre de consumirla. El Gobierno peronista cerró la economía y se instauró una especie de autarquía industrial que ayudó a reflotar este sector.

Las exportaciones comenzaron a tirar de la economía y a ello contribuyó de manera clave la devaluación de la moneda, que las hizo más competitivas. El Ejecutivo ingresó grandes cantidades de dinero a cuenta de los impuestos a la exportación (que en el caso de la soja llegan al 35%) y gracias a ello fue posible sanear las cuentas públicas. "Entre 2002 y 2006 la economía creció a tasas chinas y casi sin inflación", explica Pablo Maas, editor de iECO, el suplemento económico dominical del diario Clarín. Este año, la economía argentina completará nueve años consecutivos de expansión, algo inédito en la historia del país.

Paralelismo europeo

Ahora bien, ¿es posible que Europa pueda extraer lecciones del caso argentino para salir de la crisis?. Lo cierto es que, a dia de hoy, no se pueden extrapolar a la UE las recetas que se aplicaron en Argentina hace diez años. En primer lugar, porque Europa no tiene el potencial agrícola del país latinoamericano y tampoco cuenta con esas inmensas superficies de terreno fértil cultivable. Tampoco tiene materias primas que puedan saciar el hambre de los países emergente y los países europeos con problemas no pueden recurrir a la devaluación de sus monedas. Competir en mano de obra con Asia o India es inviable y, en materia turística, Europa también ha perdido terreno en los últimos años.

No obstante, sí hay una lección que Europa puede aprender de Argentina: la importancia de buscar respuestas innovadoras para dar salida a las situaciones críticas. Y Europa todavía no parece haberlas encontrado.

Expansión.com
Foto: lainformación.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...