otros idiomas

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 27 de enero de 2012

¿Cuál es la situación actual de la minería en Argentina?

Un país ocupado por 74 megacorporaciones mineras


Paula Rizzi

ARGENTINA  Argentina dispone de una gran cantidad de recursos mineros, concentrados en su mayoría en zonas cercanas a la Cordillera de Los Andes. Esta situación, sumada a un marco regulatorio que lo permite, hace que en los últimos años nuestro país se constituya como un territorio ideal para que flujos de capitales extranjeros inviertan en esta actividad y exploten al máximo los recursos disponibles en el suelo nacional.



Cuando hablamos de minería nos referimos al conjunto de actividades referentes al descubrimiento y la extracción de minerales que se encuentran debajo de la superficie de la tierra. Los mismos pueden ser metálicos (como el cobre, hierro, aluminio, manganeso, plomo, zinc, oro, cobre, entre otros), no metálicos (amianto, grava, calizas, etc.) o energéticos, como el carbón y el petróleo.

En la actualidad, el país está ocupado por 74 megacorporaciones mineras, la mayoría de las cuales son canadienses y británicas. Algunos de los proyectos que tienen lugar son: Veladero, Pachón, Gualcamayo y Pascua Lama en la Provincia de San Juan; Alumbrera y Agua Rica en Catamarca; San José, Mina Martha y Manantial Espejo en Santa Cruz; Pirquitas en Jujuy; Sierra Grande en Río Negro y Potasio Río Colorado en Mendoza. Asimismo, existe una lista de más de un centenar de proyectos que esperan ser aprobados para comenzar a operar en distintas zonas del país.

En la mayoría de los casos, las empresas se encargan de la exploración y explotación de minerales metalíferos, siendo prioridad el oro, la plata y el cobre. Los pasos consisten en buscar el yacimiento mineral –etapa conocida como “cateo” y en donde se ubican “anomalías geológicas” en la corteza terrestre-, para luego realizar la exploración y delimitar el perfil del yacimiento. Más tarde se produce la explotación de las minas y el tratamiento de los minerales obtenidos para transformarlos en productos comercializables.

Si bien el desarrollo de toda esta actividad conlleva un impacto ambiental y social totalmente negativo para las comunidades de la zona y el país en su conjunto, las leyes vigentes desde los años noventa ayudaron a que cada vez fueran más las compañías interesadas en invertir sus capitales, registrándose en los últimos 15 años un notable incremento de proyectos en este sector.

Marco legal que regula la actividad minera en el país

Desde 1886 existe el Código de Minería (CM), encargado de establecer los sistemas de dominio respecto a las substancias minerales y determinar como se adquiere, como se conserva y como se pierde el derecho a aprovechar los yacimientos. El documento fue objeto de numerosas reformas, siendo las últimas y más importantes las Leyes 24.498 (Actualización Minera) y 24.585 (Protección Ambiental), ambas de 1995. Mientras que la primera se refiere a solicitud y concesiones de explotación, en la segunda se provee del marco regulatorio destinado a disminuir las consecuencias que generan para el medio ambiente el desarrollo de esta actividad. La Ley 24.585 establece que los responsables del proyecto deberán presentar un Informe de Impacto Ambiental que luego deberá ser evaluado y aprobado por la autoridad de aplicación, actualizándose la declaración de manera bianual.

Durante la presidencia de Carlos Saúl Menem (1989-1999), aparecieron varias leyes vinculadas al ejercicio de esta actividad y son las que permanecen aún vigentes. Así, la Ley Nº 24.196 surgió con el fin de generar las “condiciones adecuadas para hacer atractivo el ingreso de capitales para la inversión de riesgo en el campo de la minería”. De esta manera se fomenta el ingreso tanto de capitales nacionales como extranjeros, considerando que “por sus características y extensión, nuestro territorio ofrece una amplia y variada gama de recursos minerales inexplotados, aptos para sustentar un grado de desarrollo del sector que lo lleve a constituirse en uno de los de mayor relevancia”.

Las disposiciones legales presentes en la actualidad fomentan la actividad minera en el país pero los grandes beneficiarios son los capitales extranjeros, continuando, en la mayoría de los casos, las provincias empobrecidas más allá del desarrollo de esta actividad. Las empresas operan hasta extraer todo lo posible, dejando luego secuelas ambientales irreversibles en la zona de operación.

Con el sólo hecho de tener cuenta el proceso por el cual se realiza la exploración y explotación de minas es posible llegar a la conclusión de que su impacto ambiental es sumamente negativo tanto para las localidades aledañas como para el medio ambiente en su conjunto. Para obtener los minerales se realizan voladuras de montañas con explosivos que largan al aire toneladas de desechos tóxicos. Luego se utiliza cianuro para separar oro de roca, necesitando miles de litros de agua por día que, tras ser contaminada con tóxicos y metales pesados, se deposita en piletones que terminan mezclándose con ríos, arroyos y acuíferos.

Este impacto en los recursos hídricos, sumado a la contaminación del aire, tiene efectos muy graves sobre los ecosistemas de la zona y la vida de las personas. Enfermedades respiratorias, malformaciones, lesiones auditivas y mayor probabilidad de contraer cáncer son algunas de las muchas consecuencias a las que los habitantes quedan expuestos día a día.

Esta situación llevó a que en distintas zonas del país muchas instituciones, ONGs y ciudadanos particulares se manifestaran en contra del desarrollo de esta actividad. Tal es el caso de los vecinos de San Juan con el proyecto Pascua Lama de la Barrick Gold o los de Catamarca que denuncian la contaminación generada por el Proyecto Alumbrera y se resisten a la iniciativa Agua Rica.

Ante los reclamos y denuncias, las empresas manifiestan cumplir con los requisitos y normas ambientales presentes en el correspondiente marco regulatorio, por lo que tienen planeado continuar operando en el país por un largo tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...